¿Tenía razón realmente Popeye con su obsesión por las espinacas?

0
51


El mítico personaje de dibujos animados no dudaba en meterse a bocanadas una gran lata de espinacas cada vez que sus enemigos le retaban. Ahí radicaba su superpoder. La intención, obviamente, era educar a los niños en la importancia de ingerir una cantidad suficiente de frutas y verduras diaria. Los bíceps de Popeye se inflaban hasta tres veces más de lo normal, y aunque no es una proteína que construya músculo, sí que tiene un contenido alto en vitaminas y minerales.

Pero además, las espinacas pueden servirte de gran ayuda a la hora de luchar y prevenir diversas enfermedades, al igual que hacen otras verduras de hoja verde de su familia. Así lo reconoce Megan Ware, nutricionista estadounidense, quien en un artículo publicado en ‘Live Science’ no deja de recomendar este alimento para “mantener la piel, el cabello y los huesos fuertes”, así como también de cara a “reducir el riesgo de padecer problemas cardíacos, mejorar la digestión y controlar el nivel de glucosa en sangre en el caso de los diabéticos”.

Foto: Foto: iStock. La cantidad exacta de frutas y verduras que debes tomar a diario para vivir más años

ACyV

La espinaca es de la familia de las amarantáceas, concretamente del grupo Chenopodiaceae, lo que significa que es hermana de la remolacha o la acelga. A su vez, se divide en tres grupos: la espinaca de saboy (con hojas de color verde oscuro rizadas), las de semi-saboy (menos arrugadas, las más apropiadas para cocinar) o las de hoja plana (que tienen una textura más suave, de ahí que se aproveche para ensaladas al estar mejor crudas), y la baby (de hoja plana).

Beneficios y propiedades

“Las espinacas son una de las mejores fuentes de potasio y magnesio en la dieta, dos electrolitos necesarios para la protección de la salud humana”, recalca Ware. “Proporciona hasta un total de 839 miligramos de potasio por taza una vez cocida”. Lo que la convierten en el alimento rey de este elemento, ya que el plátano, la fruta asociada a una mayor cantidad de potasio, posee alrededor de 539 miligramos”.

“El alto nivel de potasio de las espinacas es muy útil de cara a proteger de la pérdida de densidad mineral ósea”

Por su parte, la Fundación George Mateljan asegura que la espinaca también es una rica fuente de “vitamina K y A (en forma de carotenoides, manganeso, ácido fólico y vitaminas B2, B6 y E, calcio…”. A pesar de que este último no se puede absorber tan fácilmente como en los productos lácteos, es igual de efectiva a la hora de preservar la fuerza y resistencia de huesos y músculos. Por supuesto, también contiene antioxidantes naturales, como flavonoides y carotenoides, además de zinc, fibra, fósforo vitamina B1 y colina.

Un estudio publicado en el ‘American Journal of Clinical Nutrition’ halló que la baja ingesta de vitamina K se asocia con un mayor riesgo de fracturas de cadera en mujeres de mediana edad, por lo que se les recomendó encarecidamente aumentar su consumo de espinacas. En el caso de los hombres, los efectos de la degradación ósea pueden también revertirse si se ingiere más esta vitamina presente en los vegetales de hoja verde.

Foto: Foto: iStock. Este es el poder oculto de los vegetales de hoja verde

Juan Montagu

“El alto nivel de potasio de las espinacas también es muy útil de cara a proteger de la pérdida de densidad mineral ósea”, asegura Ware. “Además, la espinaca contiene calcio, lo que repercute muy positivamente en los huesos”. Otra de las afecciones que pueden prevenirse con un consumo justo de espinacas es la de la anemia, representando el 36% de las necesidades diarias de hierro en un adulto promedio solo con una buena ración. De ahí que diversos órganos sanitarios recomienden este vegetal como parte de un programa de prevención o tratamiento de la anemia.

No las consumas demasiado si…

Ahora bien, hay que tener en cuenta una serie de riesgos. Si adquieres las espinacas tratadas industrialmente o congeladas, puedes exponerte a un alto nivel de pesticidas, por lo que siempre cógelas frescas en tu mercado más cercano. A ser posible, que sean orgánicas, por lo que deberás lavarlas bien antes de cocinarlas. Una de las advertencias que lanza Ware es que si tienes problemas de riñón demasiado potasio no puede ser bueno. De igual modo, este vegetal también contiene oxalatos, que pueden ser perjudiciales para personas con problemas renales o vesícula biliar.


A %d blogueros les gusta esto: